Vicente Chumilla - Ventajas de poner grabados en la pared

Vicente Chumilla – Ventajas de poner grabados en la pared

¿Necesitas decorar un espacio con estilo y dinamismo? Si es así, los grabados de pared de Vicente Chumilla son obras de arte que dejan huella en cualquier lugar y aportan mayor atractivo a las estancias.

Un grabado es una forma artística antigua. Esta es perfecta para transformar un entorno en un espacio con mayor sentido artístico y personalizado. Asimismo, es una extraordinaria manera de un artista plasmar su ingenio en cualquier superficie rígida.

A continuación, te detallamos las ventajas que ofrecen los grabados en la pared.

Son más originales

En primer lugar, el grabado es una obra de arte de la cual puedes obtener muchas copias de un mismo modelo. Por ejemplo, los grabados de Vicente Chumilla representan originalidad y una excelente alternativa si quieres plasmar de forma artística un diseño en forma de relieve.

Por eso, el grabado es una pieza que conserva la individualidad y permite que cada obra sea única. Además, tienen un estilo propio que distingue al artista y las convierte en originales.

De igual manera, el uso de técnicas como medio de expresión artística destaca en este tipo de obras. La finalidad es configurar una obra gráfica original diseñada por el artista, para después ser estampada y conseguir su multiplicación. En definitiva, los grabados son piezas retocadas a mano por el artista que garantizan obras únicas y exclusivas.

Con el tiempo pueden aumentar su valor

Cada grabado es una pieza única. A mayor demanda, más sube su precio. Por eso, para determinar su valor se consideran varios elementos importantes, como el artista, la autenticidad, el tema, medio, tamaño, estilo, fecha e historia y novedad.

Asimismo, cuando el artista goza de renombre, se ha establecido en una galería o subasta, los precios pueden ser más altos. De igual manera, las obras de artistas famosos son los que tienen mayor valor. Son de mercado secundario y difieren según la obra.

Por eso, los grabados aumentan su valor con el tiempo, por ser consideradas técnicas con tiradas cortas e intervención manual que las hacen piezas únicas. Además, son trabajos realizados con gran dedicación y calidad.

Son más adaptables a distintos estilos

También es importante considerar que los grabados son piezas que admiten distintas formas y estilos. Sin embargo, la semejanza es que se elimina una parte de la superficie original y se le da un contraste visible.

Además, se les puede añadir color y mayor expresión. El grabado a mano o a láser ofrece un estilo único y funcionan de forma adecuada cuando la velocidad y la consistencia son perfectas para finalizar el proyecto.

Igualmente, las diferentes técnicas de xilografía, linograbado, aguafuerte, aguatinta, grabado a buril o talla dulce se adaptan con facilidad a los gustos y requerimientos de los que se inclinan por el arte.

Muestran un mayor valor personal

Esta cualidad depende sobre todo del gusto por el arte. Las obras plasman diseños con acabados muy suaves y duraderos. Cada grabado refleja la expresión, intuición y emociones del artista. Por eso, la pintura busca una nueva dimensión y reconstruye su sentido convencional con figuras llenas de valor personal que simbolizan la vida e instantes del artista.

Además, los materiales utilizados son ideales para experimentar, reflexionar y expresar ritmos diferentes. Siempre con la cercanía y el carácter emocional de sus obras. De igual manera, las piezas muestran la transformación de materiales sencillos para crear espacios de reflexión sobre lo efímero del tiempo y la materia.

Asimismo, los grabados llevan al espectador al mundo íntimo del artista, a sus reflexiones profundas que tocan la esencia del ser humano, el nacimiento y la muerte.